Atender el llamado.

-->

Después de un puñado de cortos, algunas exhibiciones y cualquier cantidad de tropiezos, podemos decir que algo sabemos de este oficio de realizador audiovisual. Cuando decimos “algo sabemos" en realidad nos referimos a que todavía tenemos mucho que aprender, medio tratamos de hablar de cierto temor al futuro que ronda cada principio y cada final de proyecto, y tratamos, por sobre todas las cosas, de mostrarnos entusiastas ante la incertidumbre de nuestra realidad nacional. Seguimos intentando. Observamos, anotamos, discutimos, buscamos el modo de no estancarnos. Buscamos aliados que nos ayuden a ampliar nuestro panorama, que nos muestren otros temas, que nos enseñen cosas que complementen ese algo que ya sabemos. 
Así, buscado, nos dimos a la tarea de tomar algunos cursos y talleres de ciertas especialidades como guionismo y producción, sin embargo, uno de los primeros cursos al que nos han invitado a participar fue el de Teoría del cine que impartía el profesor Tarsicio Chárraga en el CUMP. La invitación llegó por parte de nuestro viejo amigo Pedro Reyes, quien era alumno de maestría en aquellos años. El curso en cuestión contemplaba la realización de un par de piezas audiovisuales: La primera era la recreación de cualquier escena de alguna película elegida por el alumno; la segunda era la producción de un corto con guion original. Ante ese escenario, el señor Pedro —como lo llamamos de cariño— nos invitó a participar del curso, y por supuesto que aceptamos. En el pasado, el señor Pedro fue de los pocos que alentó y apoyó esa idea nuestra de avocarnos a los audiovisuales desde el principio de nuestra poco heterodoxa empresa, así que cuando nos llamó para contarnos del par de proyectos que tenía por delante, no dudamos en sumarnos a ellos.
El primer proyecto se trataba de rehacer la escena de presentación de El Mascarita de Matando Cabos* (Alejandro Lozano (director). 2004) esta escena es un pequeño homenaje al cine de luchadores, con todos sus absurdos. Era una locura, quizá por eso nos atrajo tanto desde el principio. Analizando la escena desde nuestra más tierna infancia, saboreamos el reto mientras hacíamos el esquema de iluminación que se acercara al resultado plástico de la película terminada, armamos un plan de trabajo que fuera más o menos humano, llamamos a todos los amigos que pudieran ayudarnos es esa nueva empresa, y nos juntamos una noche de sábado en uno de los patios del EDIMBA para grabar la secuencia de lucha contra las momias y la posterior batalla contra las espacianas del planeta sexual —gracias a la vieja banda de surf “Los Esquisitos” por tan memorable título— y que noche. Teníamos un plan, sí, pero ninguna idea de cómo llevarlo a cabo. En la pelea contra las momias, nuestro héroe hace algunas llaves de lucha libre para dar cuenta de sus alucinantes contrincantes, y nosotros apenas nos dimos tiempo de ensayar la llave en cuestión. El señor Pedro se encargó de interpretar a uno de los enemigos del ficticio luchador; y en la última toma, después de la llave de el mascarita, el señor Pedro giró en el suelo y se quedó tendido el tiempo suficiente para darnos un susto, pues después del “corte" nomás no se levantó. Afortunadamente todo quedó en eso, y pudimos recuperar a nuestro amigo para terminar la grabación después de algunos moretones, ciertas rencillas personales y casi doce horas de llamado. Gracias al talento, la entrega y disposición de todos los que nos ayudaron esa y otras noches en las otroras oficinas del Bug Productions, conseguimos emular de manera divertida aquella escena. Hoy día solo conservamos algunas fotos y este breve video, pues las leyes de derecho de autor nos alcanzaron y orillaron a bajar la primera edición que de este ejercicio teníamos en línea.










Muchas, muchas gracias a Pedro Reyes por la confianza, a Areli, pues con su talento dio forma al mascarita y las espacianas, a Cyn Aguilar por su eterno apoyo, a Eloir Mendoza, quien interpretó sin empacho al mascarita, al señor Alejandro Reyes, Arturo Valmont y Josué Rodas, quienes fueron una imparable e implacable banda de momias, al incondicional Ben García y mucho otros que en este momento se escapan a la memoria, pero que sin su ayuda simplemente este proyecto, nuestro homenaje del homenaje, no hubiese llegado a buen puerto.




–Rovzar, F., Rovzar, B., (productores) Lozano A. (director). (2004) Matando Cabos. México.: IMCINE, Lemon Films- 

Comments

Popular Posts