Adaptaciones dos -o el anhelo de escapar volando-

Adquirir habilidades sobrehumanas o explorar mundos y/o personajes fantásticos y sus circunstancias son la constante que le a valido a la historieta el desdén de los autoproclamados altos círculos culturales. Creemos que la critica a esta fracción del arte secuencial se debe a la facilidad para el escapismo que la historieta fantástica ofrece a manera de puerta abierta a la sustracción de los problemas que la actualidad acarrea. Esta perspectiva simplista hacia el comic deja de lado “la otredad” ese natural anhelo a ser otro, a lograr otras cosas, como la natural admiración a los alcances físicos del deportista, o la plática del letrado, o la visión del ilustrador. Esta admiración, este querer ser otro es llevado al paroxismo en la fantasía al presentar un personaje con habilidades sobrehumanas cuyo poder es el anhelo mayor. A partir de este punto, los temas son muchos, nosotros nos detendremos en el tema que Benjamín García se encarga de satirizar -la sátira es el último reducto de la historieta fantástica- con su personaje Desinfectol: El tener habilidades que hagan una diferencia en la solución de los problemas del mundo. En la historia de esta tira, un virus espacial entra en la atmosfera terrestre y su último rastro va a caer en el taco callejero que un hombre común come en ese momento, dándole la habilidad de purificar lo que consume -su orina es agua potable, sus flatulencias oxigeno puro- y una vez descubierto, es victima de científicos y estudiosos que ven en las habilidades de Plutarco el salvoconducto ecológico para dar continuidad a nuestro consumista estilo de vida. Esta sátira se nos antojaba para adaptar a cortometraje, sin embargo, dado la falta de presupuesto para llevar a buen puerto esta producción, decidimos quedarnos con el elemento fantástico del meteorito que otorga poderes y llevarlos a una historia más sencilla: superpoderes absurdos en adolescentes y en la zúrrela ciudad de México. Nada de peleas espectaculares ni de archivillanos, ni luchar por el bien o salvar a alguien si no es a uno mismo, pues la habilidad adquirida es más bien incomoda antes que ser útil. Así, acompañamos a la protagonista a su búsqueda por estar sola, lo que la lleva a encontrarse con otro ente en igualdad de circunstancias. El tema de los poderes es uno que queremos desarrollar de nuevo en un futuro, por ahora, les dejamos este corto que es escape del cotidiano, pero cuyas circunstancias quisimos dejarlas inscritas en la incomoda y peligrosa cotidianidad.

Comments

Popular Posts